La leyenda de la Fiesta del Pericón

Les comparto la leyenda de la tradicional Fiesta del Pericón, pues seguramente han visto en estos días muchas cruces de flor amarilla en  las calles, casas y hasta coches.

“Una de las tradiciones arraigadas en Morelos es la colocación de la flor de pericón en casas, vehículos y sembradíos. Se usa desde tiempos prehispánicos y, tras la llegada de los españoles, se adoptó como protección contra el diablo, que según la creencia católica, anda suelto el 29 de septiembre, día de San Miguel Arcángel.

El yauhtli (pericón) es una planta asociada antiguamente al culto a Tláloc La importancia mágico-religiosa del yauhtli, no es solo por ser una herencia indígena, sino porque esencialmente es un patrimonio de México que se sigue utilizando con fines rituales y curativos.
Es una ceremonia agrícola tradicional que se realiza el 28 de septiembre (día anterior a la llegada de San Miguel) y donde se usa el  yauhtli.
La cruz de yauhtli o pericón (llamada así por la gran semejanza que tiene con el hipericón europeo), se coloca para protegerse contra los malos aires, que pueden dañar las cosechas, los hogares y la vida de la comunidad. 

Las ofrendas descubiertas en el Templo Mayor dedicadas a Tláloc tenían restos de yauhtli, la planta se usaba como incienso y como flor de ofrenda en las festividades dedicadas al dios de la lluvia.

El día 25 se solía llevar a cabo la recolección de flores de pericón para elaborar las cruces. En la calle de Pericón en Cuernavaca, había una loma en donde se realizaba esta convivencia. Posterior a la recolección se hacía un intercambio de la comida que cada familia llevaba, en medio de una verbena popular, animada con música tradicional. Hoy en día, el 29 de septiembre es la primera “elotada” del año,  deleitando elotes hervidos, asados, en esquites o en tamales. Es el día en que tradicionalmente se cosechan los elotes de siembre de temporal. Es también muy común que en las elotadas haya chinelos y las personas festejen bailando.

De acuerdo con la tradición, la noche del 28 de septiembre se colocan las cruces de flor de pericón (que huele a anís). La creencia es que si se ponen en puertas y ventanas y en las cuatro esquinas de los sembradíos, en los comercios, en los medios de transporte y en el cruce de los caminos, el diablo no podrá entrar y no causará males.

Saludos cordiales

Lic. Diana Recio de Ramos, Directora General,

3 thoughts on “La leyenda de la Fiesta del Pericón

  1. Es buena la información, más sin embargo, hay más profundidad en este acto que va relacionado con el agradecimiento a la madre naturaleza. y ahorita estoy tratando de investigar mas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s