10 razones por las que los niños pequeños deben experimentar las artes plásticas.

Preescolar Taller de Arte - 25

Enviado por Adriana Alonso de Florida – maestra de arte en Preescolar.

Estas son las 10 principales razones por las que conviene que los niños pequeños experimenten con las Artes Plásticas:

  1. Estimulan la comunicación, la sensibilidad y el lenguaje. Darle la oportunidad a un niño de explorar la obra de un artista promueve que comparta lo que le hace sentir este artista, qué le dice y si le gusta. También se debe promover que el niño hable de su propia obra como ¿qué hizo? ¿a quién la dedica? ¿dónde le gustaría colocarla?
  1. Favorecen la coordinación viso-motriz. Al elaborar sus obras, el niño aprende a dirigir y coordinar las manos, los dedos, los materiales, en fin, todos estos elementos que le ayuden a expresar lo que ha imaginado y lo que se observa en la obra terminada.
  1. Promueven que los niños aprendan a conocerse y expresar sus sentimientos a través de las diferentes actividades que se llevan a cabo al pintar, observar, dibujar, esculpir, etc. En etapas posteriores del desarrollo de un niño sus dibujos pueden ser utilizados para compartir lo que le preocupa, lo que le llama la atención, lo que siente. Cuando no sabe cómo ponerlo en palabras, generalmente encuentran en el arte un lenguaje idóneo, menos retador o amenazante.
  1. Ayudan al desarrollo de la individualidad y la autoestima. El niño que hace de sus dibujos un medio de expresión puede consolidar la imagen que tiene de si y de los demás.
  1. Potencian el pensamiento creativo, reflexivo y crítico, estimulando proponer innovadoramente. Todo proceso creativo en los niños al crear una obra parece espontáneo y desenfadado, pero en el fondo promueve el pensamiento complejo en el joven creador.
  1. Mejoran la concentración y la constancia realizando un esfuerzo. Un niño que inicia una obra por sencilla que parezca continuará su trabajo hasta encontrarlo concluido. Solo él sabe y debe decidir cuándo parar.
  1. Estimulan todos los sentidos y a través del proceso creativo quedan impresos en la memoria de los jóvenes artistas los colores y las texturas, los sonidos, olores y sabores, por lo mimso es recomendable mantener a disposición del niño materiales diversos como crayones, acuarelas, plumones, papeles, plastilinas, arcillas, etc.
  1. Organizan las ideas. Cuando un pequeño artista se enfrenta a un papel en blanco o un trozo de arcilla, organiza la producción de su obra; de forma casi espontánea concibe la posición de cada uno de los elementos que la integrarán, las características y el momento en el que estará terminada.
  1. Desbloquean la creatividad. El niño con un lápiz o colores en la mano encontrará qué hacer con ellos. Mantener el contacto con la obra de otros grandes artistas detona en el niño ideas y referencias por explorar en sus propias obras.
  2. Serenan y tranquilizan a la persona. En momentos de estrés o extrema actividad, la pintura puede ser una actividad que ayude a revertirlos.

Por estas y otras miles de razones vale la pena que el niño pequeño entre en contacto con el arte, lo experimente y lo haga suyo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s