sana competencia

Enviado por Diana Recio de Ramos – Directora General

Hoy en día se habla de competitividad y de hacer el mejor esfuerzo para lograr ser el primero en todos los ámbitos. La competencia se ha vuelto feroz y lamentablemente muchas veces esta está muy apartada de la ética. Se trata de ganar por ganar. Pero, ¿es eso lo que queremos enseñarles a nuestros hijos y alumnos? ¡¡¡No!!!!

Es muy importante que les pidamos hacer, sí su mejor esfuerzo, dar lo mejor de sí mismos y explotar todos los talentos y cualidades que Dios les ha dado, siempre buscando ser mejores personas. El reto y la competencia debe ser con uno mismo, buscando cada día ser mejor, cada día batir el record anterior, cada día sacar una mejor calificación y cada día “ser una buena noticia para los demás”.

Hablando de los deportes, es frecuente que sobre todo en los juegos de equipo, haya mucha rivalidad buscando ser el campeón deportivo y es ahí donde si no se promueve la sana competencia lleva a haber enfrentamientos derivados de un empujón, un codazo o una patada. Las malas palabras salen y si no se tiene espíritu deportivo, el juego puede acabar en un conflicto y el perdedor se sentirá totalmente humillado.

Necesitamos promover la sana competencia, reconociendo que habrá veces que otros logren mayores éxitos que uno mismo y esto debe llevar a esforzarnos aun mas.

La competitividad comienza desde que los niños son muy pequenõs, normalmente es en casa y con los hermanos. La sana competencia es una forma de autoafirmarse, de conocerse a si mismo, de exigirse y exigir nuestros derechos ante los demás, es aprender a vencer retos y obstáculos o quizás cosas desagradables, es también aprender a solucionar conflictos. Claro está que todos estos aprenidizajes no se darán si se compite solo por ganar y por aplastar a los otros.

Cuando la competencia es desleal, cuando se busca ganar por ganar hace que los niños sobre todos los pequeños de 4 o 5 años se aislen si es que no son ganadores, o que comiencen a hacer trampas con tal de ganar. Por eso hay que ponerles retos que sean capaces de lograr a esa edad para que busquen competir sanamente en donde estarán desarrollando habilidades pero a la vez se diviertan.

Cuando un chico solo busca ganar normalmente no disfruta del camino que lo lleva al triunfo, al contrario lo sufre, está tenso, porque además no sabe ni acepta perder. Eso lo enoja, lo frusta.

La competencia potencia el individualismo y no la colaboración que se espera entre compañeros de juego.

Si los ejemplos de la sana competencia de un partido de fútbol lo trasladamos al trabajo, al salón de clases o a un negocio, es muy parecido, se logra mas cuando se ayudan unos a otros, es difícil meter gol solo, normalmente se hace gracias al pase de otro compañero.

El promover una sana competencia, contempla una lucha leal, bajo principios y reglas que todos deben respetar y tener siempre presentes, y que van a tener como objetivo si ganar pero sobre todo buscan el crecimiento de todos los participantes.

Cualquiera que sea la actividad que desarrollemos, el grado que estudien nuestros hijos o alumnos, o el deporte que practiquen, implica una lucha en primera instancia, con uno mismo, ya que se requiere el intento diario de superación personal para que superemos las propias limitaciones y desarrollemos nuestros talentos y virtudes. Cuando estamos en esta labor, es más fácil canalizar los esfuerzos para lograr las más anheladas metas.

Hay que ser muy claros y explicarles a los niños que habrá momentos de decepción, de dudas, periodos en los cuales las cosas no salgan como se planearon o que simplemente, hubo alguien que logró el objetivo por que tuvo mayor capacidad que nosotros. Ahí es donde debemos mostrar nuestra fortaleza y volverlo a intentar, revisando el porque o como otros lo hicieron mejor que uno; solo así se puede conquistar el verdadero triunfo.

Fomentando la sana competencia lograremos ser mejores personas, mejores ciudadanos y tendremos un mejor país, compitiendo unidos, buscando el beneficio de todos a la vez del crecimiento de cada uno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s