samy-gol
 

Les compartimos una parte del diario de un entrenador español de fútbol que posteó Javier Brines Gandía en el blog YoungCracks.

 

“El otro día al llegar al club donde entreno a un equipo benjamín (con chavales de 8 a 10 años), un directivo de la escuela se dirigió a mi y me dijo: “tiene que venir a entrenar un chaval chino a tu equipo”. En ese momento me percaté de la amplia variedad cultural que hay en mi equipo, y del beneficio que eso puede aportar a los niños en el futuro.

Actualmente en mi plantilla cuento con chavales cuyos padres son de origen de distintos países y continentes del mundo, siendo 4 los diversos continentes y 6 los países. Así pues cuento con 5 jugadores de origen español, un jugador de origen marroquí, un jugador cuya procedencia es Mali, otro originario de Argelia, 3 jugadores ecuatorianos, un jugador hispano-colombiano y la última incorporación procedente de china (que aun no ha debutado).

 

El deporte de base tiene la función (entre otras) de contribuir a formar mejores deportistas mediante la adquisición de capacidades físicas (coordinación, velocidad, fuerza…), capacidades técnicas propias del deporte (regate, disparo, pase…) y capacidades tácticas. Sin embargo como he señalado antes, no es esta la única función que tiene el deporte de base; éste debe ser una herramienta para construir futuras personas y ciudadanos con una mente más abierta, una experiencia en el conocimiento de las culturas no propias que fomente así la integración social y cultural de todas las personas en la sociedad.

Es una pena que los padres de los jóvenes futbolistas valoren, algunas veces, mucho más la competición y el resultado y se olviden realmente de los principios y valores importantes que transmite nuestro deporte, el fútbol, y que el día de mañana cuando sean adultos serán los que les hagan ser mejores personas: el esfuerzo, la vida sana (dieta y práctica de actividad física), el respeto a todos sin importar su raza o cultura, acatar las victorias y las derrotas, etc.

Personalmente, (el autor de este escrito y entrenador del equipo) he tenido la suerte de estudiar en un colegio multicultural donde la francesa era la cultura dominante, pero donde también habían muchos alumnos árabes, africanos, sudamericanos y de otras partes del mundo. Además en mi carrera realicé un año de Erasmus en Francia y he tenido la suerte de viajar por Europa, África  y Oriente medio donde he conocido gente muy distinta de la que he aprendido muchas cosas.

One thought on ““Diario de un entrenador”

  1. Que importante es que a través del deporte se forme a los alumnos, el que puedan adquirir todas las virtudes que comentan el entrenador Javier Brines es una gran oportunidad para que sean mejores personas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s