El público infantil del contenido adulto

niñosAdultos

Àngel Miquel Aymar

Los niños en el “mundo de los adultos”

Gran parte del problema con el contenido adulto está en que, como señala Rotta, los contenidos de naturaleza sexual que encubre esta categoría (a excepción de la ya mencionada pornografía infantil) habitualmente no son considerados por la ley como ilegales, aunque sí los podamos tratar como contenidos nocivos para menores. Esto hace que la regulación legislativa y las medidas que se toman en la realidad dejen a los niños desprotegidos y en la práctica “el acceso a ese tipo de material es mucho más común que cualquier otro riesgo relacionado con el uso de las TICs”.

Lo cierto es que una etiqueta avisando al navegante que el contenido que está por ver no es apto para menores de 18 años no es ni de lejos una medida de regulación. Resulta tan absurdo como si la taquillera del cine le dijese a un niño de 11 años que la película es para mayores de edad a la vez que le da el billete de entrada (con el agravante de que el mensaje de un ordenador no provoca ni de lejos la reacción que se prueba en la cola de un cine).

 La comparación, aunque sea muy simple, no es del todo infundada y los números hablan por sí solos. Los estudios estadísticos y de carácter sociológico suelen mostrar porcentajes demasiado similares en esta temática y eso en países tan distintos como Polonia, Turquía, Brasil, Israel o Estados Unidos. Detengámonos un momento sobre este punto.

De entrada, y aquí vale la pena distinguir entre los niños y las niñas, son más los niños los que acceden a la pornografía en Internet, lo que ya dice algo sobre la voluntad de los niños varones por acceder al contenido inapropiado, más allá de los ocasionales encuentros por accidente con este material en la Red. Los números oscilan según los estudios, pero todos coinciden en que un porcentaje muy elevado de niños (entre 60% y 90% según la fuente) tienen acceso a algún contenido pornográfico en Internet antes de los 18 años. Los datos más recientes aseguran que la edad típica del primer encuentro con este material es precisamente la de los 11 años. De modo que nuestro niño en la cola del cine no es un ejemplo disparatado.

Hay quien va más allá y afirma que los mayores consumidores de contenido adulto en Internet son precisamente los niños (y aquí entran también las niñas) de entre 12 y 17 años. Lo que no parece tan descabellado si tenemos en cuenta que la mayor cantidad de accesos a la pornografía cibernética se da en los hogares (y en el caso de tratarse de un menor, esto ocurre aún cuando los padres están en casa).

Ciertamente los casos particulares serán muy distintos y los números nunca lo dicen todo. De acuerdo que cada caso es cada caso. Principalmente porque hay niños que buscan contenidos inapropiados y aún con gran frecuencia, pero un número aún mayor de niños (y adolescentes) se encuentran con contenidos sexualmente explícitos sin querer. ¿Cómo es esto posible si se supone que catalogamos estos materiales como contenidos para adultos o pornográficos, precisamente porque no queremos que los niños den con ello? Por una razón bien simple: la pornografía es un negocio enorme y la hoja de parra del contenido adulto no hace más que promocionarlo.

Aún siendo cierto que mucho de este material es gratuito (actualmente se calcula que más de la mitad) se utiliza habitualmente como señuelo para los productos de pago, que a fin de cuentas sostienen el resto del negocio. Aunque los niños y adolescentes no tengan un gran poder adquisitivo, cualquiera de la industria sabe que conquistarlos a una edad temprana es la mejor inversión posible. O al menos eso nos muestran los números, por más que los productores o vendedores calmen conciencias laxas poniendo un banner de: “Apto sólo a mayores de 18 años”, invitándonos de hecho con más ahínco a hacer click a cualquier edad.

¡Que alguien haga algo!

El gobierno de David Cameron decidió aplicar a partir de 2014 una regulación generalizada a los contenidos de la Red en el Reino Unido, imponiendo a los distribuidores de Internet el uso de un filtro de contenidos para todos los usuarios, que sólo podrían desactivar los mayores de edad después de solicitarlo expresamente. La táctica era categorizar los contenidos de Internet para proteger a los menores de aquellos que no fuesen aptos para ellos. Cameron argumentó que tomaba esa medida sin alarmismo, pero teniendo en cuenta que en los lugares más oscuros de Internet, donde abundan la pornografía y merodean pedófilos, el impacto negativo que se está produciendo sobre la inocencia de los niños es enorme. Tanto como político como padre consideró que había llegado el momento de preguntarse “cómo protegemos a nuestros hijos y su inocencia”. Loable medida en el ámbito político, para recuperar el sentido original del contenido adulto.

Actitudes similares han mostrado grandes colosos del mercado tecnológico como Apple, Google, Microsoft o Amazon. Para empezar, prácticamente todos los productos de software de estas empresas incluyen ya mecanismos de control parental, tanto para ordenadores como para dispositivos portátiles, que regulan desde horarios o mensajería, hasta contenidos inapropiados (incluyendo su bloqueo). Además, varias de estas empresas están dando pasos para la eliminación de contenidos inapropiados en sus servicios por parte de terceros, como las aplicaciones eróticas en la tienda de Google Play o la App Store.

Otro paso notorio en este sentido es el crecimiento del mercado “family friendly” entre los desarrolladores de aplicaciones, que cada vez está tomando más peso, principalmente porque las empresas han sabido ver su potencial. En 2015 se lanzó para Estados Unidos la versión de “Youtube kids” y alcanzó rápidamente el millón de descargas. Tanto Google como Apple hablan ya de sus respectivas tiendas online de aplicaciones pensadas para la familia, donde no sólo no hay lugar para contenidos inapropiados (con o sin etiqueta de adulto) sino que las app están diseñadas para familias con hijos en casa de diversas edades. Además, redes sociales como Facebook, Twitter o Reddit están empezando a tomar cartas en el asunto con medidas cada vez más acertadas y menos ambiguas.

Y aún así, dándole una ojeada a los datos ya presentados, resulta evidente que todo esto no es suficiente. Aunque sin duda se trate de señales positivas queda mucho por hacer si queremos recuperar un espacio para los niños y los adolescentes. Sencillamente la sociedad se volvió adulta y se olvidó de que tenía niños en casa.

Más artículos en interaxiongroup.org

2 thoughts on “El público infantil del contenido adulto

  1. Excelente artículo. ojalá llegue a todos los hogares. muchas veces los papás no se dan cuenta que las cosas tiene una clasificación por algo y aunque sea B15 les permiten a niños de 9 años ver ese programa. Igual pasa con los video juegos, hay papás que ni siquiera saben que existe una clasificación por la parte de atrás de la caja o si lo saben y aun así los compran para pequeños, llenos de violencia y hasta con sexo. Los padres deben fijarse y tomar más responsabilidad y aunque el gobierno debe tomar cartas en el asunto es el deber de los padres enseñar, inculcar y hablar con sus hijos al respecto de los peligros del internet y el contenido inapropiado de la TV y juegos. No se trata de prohibir sino de enseñar y hacerse responsable como padre y estar pendiente. La responsabilidad no podemos dejarla sólo al gobierno. Y los padres que no pueden estar siempre ahí con los hijos deben enseñar a sus hijos valores y a hacerse responsables de sus decisiones para que puedan tomar buenas decisiones en el futuro. Hablar con sus hijos para que no busquen respuestas en internet, hablar con ellos para que sepan de lo inapropiado y dañino que puede ser ver y encontrar algo inapropiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s