educando-dolor

Enviado por Edith González – maestra de Desarrollo Humano II en secundaria.

¿Qué pueden hacer los padres de familia para educar en el dolor a sus hijos?

El Dolor forma parte de la vida de las personas, en cualquier momento de nuestra existencia nos tendremos que enfrentar con algún tipo de experiencia dolorosa. El dolor puede ser físico o emocional, el dolor físico es fácil de percibir y expresar ya que se centra en una parte del cuerpo la cual podemos identificar y acudiendo con un especialista se puede tratar, controlar y por lo general desaparecer. El dolor emocional es mas difícil de percibir y sobre todo de explicar no se ubica en ningún lugar del cuerpo físico y tratarlo, controlarlo y aliviarlo conlleva un esfuerzo que nadie mas que la persona que lo padece lo puede realizar es por eso que es mas difícil de curar.

La educación que damos los padres a los hijos por lo general esta basada en eliminar todo lo que puede llegar a ser doloroso para ellos, los padres tenemos la creencia un poco basada en las tradiciones y nuestra cultura de que somos los responsables de la felicidad de nuestros hijos y que mientras mas momentos de felicidad les proporcionemos mejores padres seremos, y aunque esto es cierto (hasta cierto punto) no debemos olvidar que el dolor es parte del crecimiento y de la educación que debemos proporcionarles.

Yo considero que es necesario enseñarles a nuestros hijos a vivir sus propias experiencias, tomando ellos (a medida de que esto sea posible y de acuerdo a su edad) sus propias decisiones y enseñándoles a hacerse responsables por las consecuencias de sus actos, nosotros debemos estar ahí para apoyarlos sin juzgarlos, pero siempre atentos a sus sentimientos, los niños tienen que aprender a expresar lo que sienten sin temor, de esta manera ellos serán consientes de sus sentimientos y este es el primer paso para afrontarlos, vivir la experiencia consientes de lo que estamos sintiendo es lo que nos generará experiencia ante la vida.

Los padres debemos enseñar a nuestros hijos que los episodios de dolor por los que se atraviesan como pueden ser enfermedades o la pérdida de seres queridos no son “castigos” que Dios nos da, mas bien debemos de hacerles ver que estos dolores son parte de la naturaleza humana, que la muerte es algo por lo que todos vamos a pasar tarde o temprano, de este modo no se generaran sentimientos de culpa, miedo o resentimientos.

Termino con una frase de Jodorowsky (1929) quien nos recuerda que estar totalmente en el dolor es estar iluminado, pues estar iluminado equivale a vivir exactamente lo que se está viviendo en ese momento; entrar profundamente en uno mismo. Es ser consciente de todo lo que se siente en el momento presente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s