Preparando las vacaciones

veranods

Enviado por Miss Diana R. de Ramos – Directora General de Discovery School.

Comenzó el verano, y con el ¡ Las vacaciones ¡ Qué felicidad!

Pero, ¿porqué ansiamos que lleguen las vacaciones?, pues para descansar. Sobre todo de la rutina, del cansancio físico y mental, de horarios no flexibles para todo, entrada y salida de la escuela y el trabajo, entrenamientos, citas de doctor, competencias en fines de semana.

Diariamente estamos llenos de actividades, desde que amaneces, contestando mails del trabajo, enviando WhatsApp con pendientes e instrucciones a los colaboradores o recibiéndolos del jefe, organizando desayunos y loncheras y claro está salir todos corriendo para llegar a tiempo al colegio y al trabajo. Además faltan las clases por la tarde de los hijos, la realización de sus tareas y la toma de lectura o preparación para el examen. El solo escribirlo me resulta agotador!

Y cuando al fin llega el fin de semana, nos encontramos con entrenamientos de fútbol especiales, competencias de tenis, natación, ensayos para un concierto y mas. Por lo que es imposible estar tranquilos, descansando y sobre todo conviviendo familiarmente.

Ahora bien, ya que han llegado las vacaciones, si no nos sentamos a planearlas bien pueden resultar más agotadoras que el día a día de la rutina escolar y de trabajo.

Para que todos las disfrutemos es necesario también involucrar a todos los miembros de la familia en su planeación. Escuchando sus ideas y sus planes. Pues quizás hagamos papá y mamá un plan que a ellos no les guste. Hay que ver cuanto tiempo se tienen para vacaciones de los hijos y en que días podemos coincidir los padres. Hay que elegir lugares en donde podamos convivir y donde haya espacios adecuados y recreativos para todos, pensando siempre en sus edades y aficiones.

Hay que tener presente que desde el primer día que salen los hijos del colegio hasta el último día de vacaciones tenemos que tener un plan. No necesariamente llenar de actividades los días pero si establecer horarios semiflexibles y algunas actividades básicas para todos. Y durante ese tiempo tenemos que dividir nuestra planeación en:

  1. Todos juntos de vacaciones

  1. Padres trabajando, hijos de vacaciones.

Aquí algunas ideas que pueden ayudar:

Enviar a los hijos unos días a casa de los abuelos.

Puede ser de beneficio para todos. Los chicos se van de vacaciones mientras los padres tienen trabajo. Los abuelos los recibirán encantados. Serán momentos de convivencia con ellos, de vivir tradiciones, de infundir la cultura familiar. Además podrán ayudar a los abuelos en casa o en sus aficiones.

Enviar a los hijos a un campamento de verano.

No es para deshacerse de ellos mientras tenemos trabajo. Es una gran oportunidad de aprendizaje, de algún idioma, de algún deporte, etc. Los campamentos dan oportunidad de aprender a adaptarse a otras situaciones, a vivir con lo necesario, a compartir, a desarrollar otro tipo de habilidades diferentes a las que están acostumbrados y casi todos los campamentos buscan que los chicos mejoren como personas. Hay que ser muy cautelosos a la hora de elegirlos, que sean de confianza, con personal profesional y con todas las medidas de seguridad posibles.

Tener vacaciones todos juntos.

Una vez planeadas las vacaciones en familia debemos establecer que aunque cambiemos de domicilio o de entorno hay reglas básicas que no pueden dejarse de aplicar. Esto para la buena convivencia y el orden y sobre todo para que sean unas vacaciones placenteras, de convivencia agradable, de oportunidades para conocernos mejor.

Las normas de convivencia no deben modificarse para nada. Los horarios de las comidas, de levantarse, y de regresar a casa pueden ser más flexibles pero claro está que deben tener hora establecida. La ayuda y los encargos de cada uno aunque pueden ser diferentes tienen que estar también establecidos y cumplirse. Las normas de respeto y buen trato obviamente tienen que ser siempre las mismas de todo el año.

En unas vacaciones ideales siempre debe de haber:

  • Tiempo personal para cada uno
  • Tiempo para papá y mamá
  • Tiempo para papá y un hijo o mamá y otro hijo. El poder tener espacios para dialogar uno a uno enriquece la relación.
  • Tiempo para toda la familia, donde se pueda jugar, hacer algún deporte todos juntos, ver una película, preparar y disfrutar las comidas ( al aire libre, asados, etc.) que conllevan más tiempo y entre todos pueden salir mejor.

Tips para disfrutar las vacaciones:

  • Evitar imponer. Hay que escuchar a los hijos, sobre todo a los adolescentes para que los planes que hagamos les ilusionen. Dejar que ellos también propongan.
  • Hay que descansar. Cambiando de actividad. Es decir hacer durante las vacaciones actividades diferentes a las que estamos acostumbrados a hacer. Esto también ayudará a la formación integral de todos.
  • Leer o investigar sobre los sitios a visitar. Esto ayudará a disfrutar y conocer mas de los sitios visitados al mismo tiempo que incrementa la cultura de toda la familia.
  • Darle un encargo a cada uno de los hijos para el éxito de las vacaciones. Por ejemplo el que se va a encargar de organizar los menús, el que va a ver los mapas, el que organice los juegos ya sea durante los trayectos en coche o en el lugar de estancia, el que llevo el control de los documentos, pasaportes, tickets de avión, etc. El encargado del botiquín. De esta manera no sólo los hacemos más responsables sino que adquirirán alguna nueva habilidad y se darán cuenta que juntos logramos más.
  • No olvidar nuestros deberes religiosos. Averiguar donde y a que hora es la Misa dominical y establecer un horario para rezar todos juntos. La familia que reza unida, permanece unida.

Preparando las vacaciones

vacaciones

 Enviado por Miss Diana Ramos – Directora General de Discovery School

Comenzó el verano, y con el  ¡Las vacaciones! ¡Qué felicidadad!

Pero, ¿porqué ansiamos que lleguen las vacaciones?, pues para descansar. Sobre todo de la rutina, del cansancio físico y mental, de horarios no flexibles para todo, entrada y salida de la escuela y el trabajo, entrenamientos, citas de doctor, competencias en fines de semana.

Diariamente estamos llenos de actividades, desde que amaneces, contestando mails del trabajo, enviando whatsapp con pendientes e instrucciones a los colaboradores o recibiéndolos del jefe, organizando desayunos y loncheras y claro está salir todos corriendo para llegar a tiempo al colegio y al trabajo. Además faltan las clases por la tarde de los hijos, la realización de sus tareas y la toma de lectura o preparación para el examen. El solo escribirlo me resulta agotador!

Y cuando al fin llega el fin de semana, nos encontramos con entrenamientos de fútbol especiales, competencias de tenis, natación, ensayos para un concierto y mas. Por lo que es imposible estar tranquilos, descansando y sobre todo conviviendo familiarmente.

Ahora bien ya que han llegado las vacaciones si no nos sentamos a planearlas bien, pueden resultar mas agotadoras que el día a día de la rutina escolar y de trabajo.

Para que todos las disfrutemos es necesario también involucrar a todos los miembros de la familia en su planeación. Escuchando sus ideas y sus planes. Pues quizás hagamos papá y mamá un plan que a ellos no les guste. Hay que ver cuanto tiempo se tienen para vacaciones de los hijos y en que días podemos coincidir los padres. Hay que elegir lugares en donde podamos convivir y donde haya espacios adecuados y recreativos para todos, pensando siempre en sus edades y aficiones.

Hay que tener presente que desde el primer día que salen los hijos del colegio hasta el último día de vacaciones tenemos que tener un plan. No necesariamente llenar de actividades los días pero si establecer horarios semiflexibles y algunas actividades básicas para todos. Y durante ese tiempo tenemos que dividir nuestra planeación en:

  1. Todos juntos de vacaciones
  1. Padres trabajando, hijos de vacaciones.

Aquí algunas ideas que pueden ayudar:

Enviar a los hijos unos días a casa de los abuelos.

Puede ser de beneficio para todos. Los chicos se van de vacaciones mientras los padres tienen trabajo. Los abuelos los recibirán encantados. Serán momentos de convivencia con ellos, de vivir tradiciones, de infundir la cultura familiar. Además podrán ayudar a los abuelos en casa o en sus aficiones.

Enviar a los hijos a un campamento de verano.

No es para deshacerse de ellos mientras tenemos trabajo. Es una gran oportunidad de aprendizaje, de algún idioma, de algún deporte, etc. Los campamentos dan oportunidad de aprender a adaptarse a otras situaciones, a vivir con lo necesario, a compartir, a desarrollar otro tipo de habilidades diferentes a las que están acostumbrados y casi todos los campamentos buscan que los chicos mejoren como personas. Hay que ser muy cautelosos a la hora de elegirlos, que sean de confianza, con personal profesional y con todas las medidas de seguridad posibles.

Tener vacaciones todos juntos.

Una vez planeadas las vacaciones en familia debemos establecer que aunque cambiemos de domicilio o de entorno hay reglas básicas que no pueden dejarse de aplicar. Esto para la buena convivencia y el orden y sobre todo para que sean unas vacaciones placenteras, de convivencia agradable, de oportunidades para conocernos mejor.

Las normas de convivencia no deben modificarse para nada. Los horarios de las comidas, de levantarse, y de regresar a casa pueden ser más flexibles pero claro está que deben tener hora establecida. La ayuda y los encargos de cada uno aunque pueden ser diferentes tienen que estar también establecidos y cumplirse. Las normas de respeto y buen trato obviamente tienen que ser siempre las mismas de todo el año.

En unas vacaciones ideales siempre debe de haber:

  • Tiempo personal para cada uno
  • Tiempo para papá y mamá
  • Tiempo para papá y un hijo o mamá y otro hijo. El poder tener espacios para dialogar uno a uno enriquece la relación.
  • Tiempo para toda la familia, donde se pueda jugar, hacer algún deporte todos juntos, ver una película, preparar y disfrutar las comidas ( al aire libre, asados, etc) que conllevan más tiempo y entre todos pueden salir mejor.

Tips para disfrutar las vacaciones:

  • Evitar imponer. Hay que escuchar a los hijos, sobre todo a los adolescentes para que los planes que hagamos les ilusionen. Dejar que ellos también propongan.

  • Hay que descansar. Cambiando de actividad. Es decir hacer durante las vacaciones actividades diferentes a las que estamos acostumbrados a hacer. Esto también ayudará a la formación integral de todos.

 

  • Leer o investigar sobre los sitios a visitar. Esto ayudará a disfrutar y conocer mas de los sitios visitados al mismo tiempo que incrementa la cultura de toda la familia.

 

  • Darle un encargo a cada uno de los hijos para el éxito de las vacaciones. Por ejemplo el que se va a encargar de organizar los menús, el que va a ver los mapas, el que organice los juegos ya sea durante los trayectos en coche o en el lugar de estancia, el que llevo el control de los documentos, pasaportes, tickets de avión, etc. El encargado del botiquín. De esta manera no sólo los hacemos meas resposables sino que adquirirán alguna nueva habilidad y se darán cuenta que juntos logramos más.

  • No olvidar nuestros deberes religiosos. Averiguar donde y a que hora es la Misa dominical y establecer un horario para rezar todos juntos. La familia que reza unida, permanece unida.

Actividades para llevar a cabo en familia

familia

Enviado por Alexa Itzel Enríquez Mendoza – alumna de 6to.

Familia
En la familia debe existir la armonía, confianza, seguridad, respeto, afectos, protección y el apoyo necesario ante la resolución de problemas. En el caso de existir hijos, es la responsabilidad de la familia de promover la educación y el comportamiento ante el medio social. Asimismo, de educarlos bajo los valores morales y sociales, esenciales para el proceso de socialización del niño. Probablemente al llegar la adolescencia el equilibrio en la familia caiga. Para que esto no pase es necesario el convivir con la familia.

Actividades para hacer en familia:

Practicar deporte. Dedicar un tiempo al deporte siempre es una buena idea. El tiempo libre puede ser un momento para aprender algún deporte.

Organizar salidas. Los fines de semana son el momento perfecto para realizar excursiones.
Ayudar en casa. Echar una mano en casa debe ser un hábito del día a día, pero cuando tenemos de más tiempo podemos concretarlo en cosas que supongan una mayor dedicación de tiempo como una reparación o limpieza.

Jugar en casa o al aire libre. Es necesario dedicar un momento del día a los juegos.

1. Hagan un picnic dentro de la casa.
2. Construyan un fuerte con mantas (sillas, sofás y estambre para sostener las mantas).
3. Jueguen con plastilina usando rodillos y cortadores de galletas.
4. Hagan una fiesta de baile con sus canciones favoritas.
5. Jueguen avión en casa y píntenlo con cinta adhesiva sobre la alfombra o madera.

Ver películas o series. Ver películas o series en familia es la excusa perfecta para compartir un momento entre padres e hijos. Además, compartir este momento permitirá a la familia comentar con los hijos aspectos de las películas o serie, esto servirá a su vez para enseñar algo nuevo a los hijos a aprender algo a los padres

Leer un libro. Leer en familia es un buen hábito que se debe fomentar.

http://www.significados.com/familia/

Descarga este artículo en formato PDF en:

alexa_itzel_articulo_familia_b63

“Diario de un entrenador”

samy-gol
 

Les compartimos una parte del diario de un entrenador español de fútbol que posteó Javier Brines Gandía en el blog YoungCracks.

 

“El otro día al llegar al club donde entreno a un equipo benjamín (con chavales de 8 a 10 años), un directivo de la escuela se dirigió a mi y me dijo: “tiene que venir a entrenar un chaval chino a tu equipo”. En ese momento me percaté de la amplia variedad cultural que hay en mi equipo, y del beneficio que eso puede aportar a los niños en el futuro.

Actualmente en mi plantilla cuento con chavales cuyos padres son de origen de distintos países y continentes del mundo, siendo 4 los diversos continentes y 6 los países. Así pues cuento con 5 jugadores de origen español, un jugador de origen marroquí, un jugador cuya procedencia es Mali, otro originario de Argelia, 3 jugadores ecuatorianos, un jugador hispano-colombiano y la última incorporación procedente de china (que aun no ha debutado).

 

El deporte de base tiene la función (entre otras) de contribuir a formar mejores deportistas mediante la adquisición de capacidades físicas (coordinación, velocidad, fuerza…), capacidades técnicas propias del deporte (regate, disparo, pase…) y capacidades tácticas. Sin embargo como he señalado antes, no es esta la única función que tiene el deporte de base; éste debe ser una herramienta para construir futuras personas y ciudadanos con una mente más abierta, una experiencia en el conocimiento de las culturas no propias que fomente así la integración social y cultural de todas las personas en la sociedad.

Es una pena que los padres de los jóvenes futbolistas valoren, algunas veces, mucho más la competición y el resultado y se olviden realmente de los principios y valores importantes que transmite nuestro deporte, el fútbol, y que el día de mañana cuando sean adultos serán los que les hagan ser mejores personas: el esfuerzo, la vida sana (dieta y práctica de actividad física), el respeto a todos sin importar su raza o cultura, acatar las victorias y las derrotas, etc.

Personalmente, (el autor de este escrito y entrenador del equipo) he tenido la suerte de estudiar en un colegio multicultural donde la francesa era la cultura dominante, pero donde también habían muchos alumnos árabes, africanos, sudamericanos y de otras partes del mundo. Además en mi carrera realicé un año de Erasmus en Francia y he tenido la suerte de viajar por Europa, África  y Oriente medio donde he conocido gente muy distinta de la que he aprendido muchas cosas.